9.7.08

Bienvenidos a Holanda. Tener un hijo con discapacidad.

(Por Emily Pearl Kingsley)
A menudo me piden que describa la experiencia de criar a un niño con una discapacidad, que intente ayudar a la gente que no han compartido esa experiencia única a imaginar cómo se sentirían. Es así...
Cuando vas a tener un bebé es como planear unas vacaciones fabulosas en Italia. Compras un montón de guías y haces tus maravillosos planes. El Coliseo. El David de Miguel Ángel. Las góndolas de Venecia. Puede que aprendas algunas frases útiles en italiano. Es todo muy emocionante.
Después de meses de ansiosa anticipación, finalmente llega el día. Preparas tus maletas y allá vas. Varias horas más tarde el avión aterriza. La azafata viene y dice: "Bienvenido a Holanda".
- ¿Holanda? - dices -. ¿Cómo que Holanda? Yo me embarqué para Italia. Se supone que estoy en Italia. Toda mi vida he soñado con ir a Italia. Pero ha habido un cambio en la ruta de vuelo. Han aterrizado en Holanda y aquí se debe quedar.
Lo importante es que no te han llevado a ningún lugar horrible, asqueroso y sucio, lleno de pestilencia, hambruna y enfermedad. Simplemente es un sitio diferente.
Así que tienes que salir y comprarte nuevas guías. Y tienes que aprender una lengua completamente nueva. Y conocerás a un grupo entero de gente que nunca habrías conocido.
Simplemente es un sitio diferente. Camina a un ritmo más lento que Italia, es aparentemente menos impresionante que Italia. Pero cuando, después de haber estado un rato allí, contienes el aliento y miras alrededor, empiezas a notar que en Holanda hay molinos de viento. Holanda tiene tulipanes. Holanda tiene incluso Rembrandts.
Pero todo el mundo que conoces está muy ocupado yendo y viniendo de Italia y todos presumen muy alto de qué maravillosamente se lo han pasado en italia. Y, durante el resto de tu vida, dirás "Sí, ahí era donde se suponía que yo iba. Eso es lo que había planeado."
Y ese dolor nunca, nunca, nunca, se irá, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy importante.
Pero si te pasas la vida quejándote del hecho de que nunca llegaste a Italia, puede que nunca tengas libertad para disfrutar de las cosas, muy especiales, maravillosas, de Holanda.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Que maravilloso relato.
me encanta todo lo que publicas Ana

Maria dijo...

Precioso relato, he descubierto tu blog recientemente y me encanta. Sigue asi!

Andrés. dijo...

Hola Ana, tengo 18 años.. Tal vez no te interese lo que te voy a contar, pero volviendo del psiquiatra con mi mamá ví en los pasillos de la clínica una cartelera con esa lectura de "Bienvenidos a Holanda" tal fué el agrado que me causó que al regresar a casa la busqué en internet y de esa manera logré dar con tu blog...
Quiero decirte que no solo ese post es muy lindo sinó que el resto también, me moviliza mucho tu entrega para con los niños y espero algún día lograr algo para poder hacer algo realmente sustancial por ellos..Dios me ayude..
GRACIAS POR TODO! SIGUE ASÍ..!

SALUDOS DE ARGENTINA
Andrés.

Ana Calso Fernández dijo...

Hola Andrés,
Muchisimas gracias por tu comentario. Los niños son mi vida y nunca se acaba de aprender, eso es lo mejor. Cuando lo necesites, si te puedo ayudar en algo, aquí estoy.
Tengo muchos lectores en Argentina. Ojalá pueda visitar vuestro increíble país algún día.
Un abrazo.

Mercedes dijo...

Gracias.. me ha encantado!!

Anónimo dijo...

Preciosa metáfora. Enhorabuena por tu blog. Me ha encantado. Muchas Gracias.

ADRIANA dijo...

HOLA SOY MEXICANA Y QUIERO DECIRTE QUE AL ENTERARME DE TU POEMA "BIENVENIDOS A HOLANDA" POR MEDIO DE UN PROGRAMA DE TV DONDE UNA MADRE QUE TIENE A SU PEQUEÑA CON UNA CAPACIDAD DIFERENTE, RELATA QUE EL POEMA LE AYUDO MUCHO PARA VER LAS COSAS DE OTRA PERSPECIVA Y POR SUPUESTO DE MANERA POPSITIVA LLORO AL MENCIONAR TU POEMA Y COMO MI HIJO DE 8 AÑOS TIENE A UNA AMIGA CON AUTISMO A LA CUAL ADORA POR CIERTO LE VOY A HACER LLEGAR TU POEMA, GRACIAS POR LO QUE HACES SENTIR CON LO QUE ESCRIBES.

Vicky Orozco dijo...

Ana gracias por plasmar lo que sentimos las familias... Soy de Colombia y tengo un hijo de 17 años diagnosticado como inteligencia limítrofe con un autismo asociado, hoy en un programa radial de Caracol "En Familia" Mónica Cortes representante de Inclusión Internacional hizo alusión a esta carta y llegamos a leerla y..... OH sorpresa nos sentimos plenamente identificados. GRACIAS la pasaré a mis amigos y familiares!!

Ana dijo...

Queridas Adriana y Vicky,
Me alegra que estas palabras os emocionaran como me emocionan a mí. El texto no lo he escrito yo, sino Emily Pearl Kingsley.
Un abrazo a todas las mamis y papis que disfrutan de Holanda.

El Bembito dijo...

Maravilloso! hace años me lo habian dado impreso y despues de varias mudanzas lo perdi! lo busque mucho y por algo habrá sido que lo encontre hoy aca!! Gracias! es tan gráfico el relato! tan real, que por mas que nunca lo hubiese encontrado lo iba a recordar para siempre!

elena calso dijo...

Impresionante.No hay palabras.Me encanta de verdad.

Anónimo dijo...

Este pensamiento es muy bueno.
lo he compartido con madres que tiene un hijos con capacidades diferentes y nos ha ayudado mucho. Gracias por publicar este bello mensaje

paula dijo...

gracias ana.. tengo una nena con discapacidad diferente y realmente al leer tu relato.fui recorriendo mentalmente cada uno de los momentos y sentimientos que hemos vivido desde que cele nacio..has puesto y descripto a exactitud lo que hemos sentido... y es verdad cele nos ha hecho descubrir un mundo maravilloso.. cada logro de ella se festeja se vive y se valora como una final del mundo de futbol.. gracias a DIos por ella en nuestra vida

Lupitta dijo...

Hola Ana! Soy mexicana y es la primera vez que leo este relato. Te felicito es maravilloso. En verdad te hace reflexionar en muchas cosas de la vida.
Saludos desde la Ciudad de México.

cris dijo...

Buf .... algo triste pero muy real....comparto ese sentimiento... adelante siempre quedará parís
:-)

Anónimo dijo...

Yo tambien aterrice en.holanda hace tres años y tres meses...fue brutal el aterrizaje..pero ahora no cambiaria a holanda ni por italia ni por el caribe...para mi peque

Anónimo dijo...

Llevo 18 meses en holanda y es duro pero precioso

Translate