26.5.08

¿Para reir o para llorar?

Desde que decidimos adoptar a nuestro segundo hijo/a en África, hemos escuchado comentarios increíbles, ante los que no sabes si reír o llorar. No fuimos conscientes de la ignorancia de la gente hasta que nos la pusieron delante, salteada con verduras, porque eso sí, en este país somos racistas e ignorantes, pero con adornos, no vaya a ser que se note.
Me gusta mucho esta cita: “Ante la ignorancia, podemos hacer varias cosas: como enseñar a aquellos que te lo pidan. Pero una cosa importante de nuestra parte es, vive como siempre has vivido y no caigamos en el empeño de querer hacer ver o sentir, lo que alguien no desea conocer ni sentir."

Estas son algunas de las chorradas que hemos tenido el honor de escuchar:

“Adoptáis porque está de moda”
(Esta persona debe pensar que tener un hijo es como ponerse un pantalón de campana)

“Lo hacéis por aparentar, porque adopta la gente con dinero”
(Menos mal que nos avisas! Mejor nos compramos un Ferrari, no churri?)

“-¿Por qué os metéis en problemas? ¿No tenéis bastante con una hija?
-Pero queremos tener más.
-Ah! Pues entonces tenerlo biológico!”
(Ah! Pues entonces el problema no debe ser el número de hijos, sino su procedencia!)

“Menudo disgusto, un niño adoptado, ¿y si le dice algo la gente?”
(Traducción simultánea: menudo disgusto, un niño negro, ¿y si me dice algo la gente?)

“-¡Pero si vosotros podéis tener hijos!"
(Y eso es lo que vamos a hacer, TENER HIJOS)

“Cuando sea mayor se va a ir a su país y verás qué pena.”
(Cuando mi hijo/a sea adulto espero que ame sus orígenes y que tome sus propias decisiones.)

“Sería mejor chino/a, pero es que negro/a…”
(Lo podemos pintar con harina para que no llame la atención ¿qué te parece?)

“Cuando tenga que repartirse la herencia con sus hermanos biológicos habrá problemas”
(Lo dijo alguien que está peleándose con sus hermanos por la herencia, y ninguno es adoptado)

“¿No será meterse en muchos problemas?”
(Todos los hijos dan problemas, eso es verdad, pero la cuestión es si deseas formar una familia o no, pese a los problemas que puedan surgir.)

Nosotros acabamos de empezar, pero podéis seguir deleitándoos con el nivel cultural español en: “Chorradas de la gente” Una divertida recopilación de familias adoptantes, ¿o debería decir que es triste?

6 comentarios:

Cristina dijo...

También hay que ser pacientes y tolerantes con los comentarios de las personas mayores, ellos vivieron en otro tipo de sociedad, con una educación intransigente y muy encasillada, donde las adopciones eran exclusivamente para ciertos casos límites.
De repente se abre una nueva ventana y todo se ve bajo un prisma diferente.
Dales tiempo para asimilar este nuevo concepto de maternidad.
A veces los comentarios son simples miedos a lo desconocido (aunque estoy contigo en que hay algunos francamente ridículos).
Te invito a que no lo veas todo con ojos tan críticos.
Al final a todos se nos caerá la baba.
Un beso.

Cristina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Yo también creo que la mayoría de los comentarios se hacen sin mala leche, sólo que nunca se han planteado estas cosas seriamente.
Mi primer y tercer hijo son biológicos y el segundo es africano y negro. Yo también he escuchado muchas chorradas, la mayoría por ignorancia y unas cuantas por racismo. Hay quien me ha preguntado si los negros huelen mal, si son igual de inteligentes que los blancos, otros que si mis dos hijos mayores son gemelos (son casi de la misma edad) (sí, sí, gemelos, uno blanco, clarito y arrubiado y el otro negro y con el pelo bien rizado), una turista cuando los paseaba en un carrito me sacó fotos, de lo pintorescos que le parecíamos, un vecino se sorprende varias veces al año de lo bien que habla español el morenito (¡si llegó aquí de bebé!), hay quien me ha preguntado si me casé con un negro, otra me dijo que qué más daba adoptado que biológico, que al final, como a los perrines, se les quiere muchísimo, también hay quien me ha dicho que es que en esos países las mujeres no quieren tanto a sus hijos como aquí..... y podría seguir contando cientos de comentarios.
Debo aclarar una cosa, quien dice estas cosas no siempre son personas mayores, las hay también muy jóvenes.
¡Ah! y para ser políticamente correctos, nadie dice que el niño es negro, dicen: el morenito, el de pelo rizado, el lo que sea con tal de no decir negro.
A mi la verdad es que por un oído me entran y por otro me salen.
Lo que sí que puedo decir desde mi experiencia, es que nunca he sentido que lo discriminen de ninguna manera ni niños, ni jóvenes ni viejos, ni en el parque, ni en el cole, ni en el barrio, ni en ningún lado. Bueno, sólo una vez que estando en un centro comercial con su hermano y primo de la misma edad revolviéndolo todo, empujaron sin querer a otro niño más pequeño. La madre que no vió nada porque estaba de espaldas, se dió la vuelta y cogió al negro y le echó un broncón. No había sido él, había sido su primo. Yo no dije nada, lo cogí en brazos y lo alejé. Pero allí estaban mi madre y mi hermana que con cara de muy mala leche le dijeron a la señora que se confundía, que no había sido él sino el otro niño. La señora se puso como un tomate y le pidió perdón.
Vamos que te relajes si no quieres estar todo el día de mala leche.
Y buena suerte. Es una estupenda experiencia.

Ana.

Ana Calso Fernández dijo...

Gracias por tu aportación Ana, es muy ilustrativa de lo que trato de decir. Por supuesto, hay que ignorar estas situaciones de chiste y relajarse, esa es además la mejor enseñanza para los niños. Pero los chistes también pueden reflejar algo importante y hacer pensar.

Anónimo dijo...

Mi sueño siempre fue adoptar, precisamente porque estos niños ya están en el mundo, y necesitan de unos padres... Ahora tengo un hijo biológico y sigo planteándome lo de adoptar... Me dicen que es muy difícil, ¿qué hay de verdad en esto? Un beso y felicidades. Ánimo y como suele decirse, a palabras necias, oidos sordos. Lo importante es la felicidad de estos niños.

Ana Calso Fernández dijo...

No es fácil, pero todo es proponérselo. Las dificultades están en el tiempo de espera (que ronda los 3 años de media) y en asumir que un hijo adoptado tendrá unas necesidades emocionales diferentes que hay que enfrentar y para las que hay que prepararse bien. En cuanto a burocracia, sólo tienes que preparar dos grandes dosieres de documentación, certificados, etc. Uno al principio de todo cuando solicitas la evaluación de Idoneidad a tu comunidad y otro a mitad del proceso cuando ya tienes el CI y comienzas a tramitar con el país elegido. Para mí lo más dificil son los eternos días de espera, soñando con tu hijo/a y los vaivenes emocionales que se suceden con las buenas y malas noticias. En el margen de la izquierda puedes encontrar links que te darán más información. Puedes empezar con la página de CORA. Un abrazo.

Translate